Circuito Hungaroring (Hungría)

Circuito Hungaroring (Hungría)

El Hungaroring es apodado el "torniquete" debido a sus sucesivas secuencias de giros, especialmente en el segundo sector. De hecho, los coches deben ser regulados con el máximo apoyo para realizar buenas vueltas.

 

El circuito fue el escenario de momentos memorables como el de Nelson Piquet y Ayrton Senna, la pérdida de la rueda de Nigel Mansell en 1987, la duodécima victoria del mismo Mansell y un brillante adelantamiento de Senna en 1989, la magnífica carrera de Damon Hill en el modesto Arrows en 1997 el cual no consiguió la victoria por poco. En 2009, Felipe Massa sufrió una grave herida en el rostro después de que un resorte de unos 800 gramos proveniente del coche de Rubens Barrichello impactara su casco.

 

Hungaroring fue también el lugar de la primera victoria de pilotos tales como Damon Hill en 1993, Fernando Alonso en 2003, Jenson Button en 2006 y Heikki Kovalainen en 2008. Este circuito conoció su primer GP bajo la lluvia sólo en el año 2006.

 

Características

• Longitud de la pista: 4.381 km
• Longitud de la recta del pit: 788 metros
• Ancho de la pista: 15 metros máximo en el carril de boxes, 10 a 11 metros en otras partes.
• Elevación del circuito: 36 metros